VOLCANES

La naturaleza nos sorprende en ocasiones. Y si a esa sorpresa le sumamos la curiosidad natural de los niños y las ganas infinitas de descubrir el mundo al que pertenecen, ¿qué obtenemos? ¡¡Un grupo de niños con una motivación fantástica!!

Con las familias descubrieron nuestros peques lo que había pasado el fin de semana y ya en clase comenzó nuestra «aventura volcánica»:

Anna y Martina inauguran nuestro «rincón volcánico» de clase.

Como no podía ser de otra manera, la erupción volcánica es protagonista con los fantásticos volcanes de Mario y Alaia, convertidos a su vez en pequeños científicos, al mezclar sustancias como bicarbonato, vinagre, colorante o pimentón:

Oriana nos presenta las capas de la tierra en una creación tridimensional fantástica.
Olivia nos explica las partes de un volcán en un gráfico genial.
Valeria nos explica a las mil maravillas como ha construido su volcán y cómo se produce la erupción.

Aprovechamos el fantástico arenero del cole para construir volcanes con nuestras propia manos. Es divertido construir volcanes pero lo es mucho más si lo hacemos acompañados de los amigos.

Los amigos empiezan a acudir al rincón de volcanes:

Oriana y Anna localizan en la bola del mundo los volcanes que hemos conocido hasta el momento: Cumbre Vieja, Etna, El fuego y Kilauea.

Jimena nos trae rocas volcánicas de Tenerife. ¡¡¡¿¿¿Piroclastos???!!!

Martina nos sorprende con la simulación de una erupción. ¡Mirad qué caras!

Cayetana trae una maqueta de volcán con todos los detalles. ¡Una pasada!

Eneko con su volcán de papel en 3 dimensiones

Con Julen hemos descubierto que… ¡¡¡las Islas Canarias surgieron por la erupción de varios volcanes submarinos!!! Además hemos podido ver y aprender muchas cosas sobre el Parque Nacional del Timanfaya.

Para nuestros amigos de La Palma nuestros mejores deseos:

Utilizamos la estrategia del juego «Hundir la flota» para practicar sobre cuadros de doble entrada y divertirnos identificando volcanes que ya conocemos:

Creamos con nuestras propias manos un planeta Tierra… ¡capa a capa!

Además, hemos puesto en práctica «la técnica del volcán». Hemos descubierto que cuando nos enfadamos mucho nos parecemos a un volcán y entramos en erupción. Nuestra misión ha consistido en proponer estrategias para que esto no ocurra.

Aprovechamos la utilización del celofán azul para la elaboración de una ficha para «ver el mundo de otro color»:

Regina fantástica se las ingenió para sujetar el celofán con las gomitas de la mascarilla y creó tendencia.

Creamos un juego de tarjetas para el rincón de volcanes con las imágenes de nuestras propias fichas:

Y llegó el GRAN DILEMA: «Necesitamos un dibujo de nuestro planeta para hacer tareas de volcanes e incorporarlas a nuestro proyecto».

Siempre dispuestos a trabajar para conseguirlo, con unas ganas tremendas, comienzan con su primera propuesta: «Dibuja un círculo profe». Así lo hacemos, pero no nos caben los 5 continentes… Así que me hacen otra propuesta: «Más grande profe». Lo hacemos más grande y tampoco caben los 5 continentes… ¡Así hasta 4 veces!

Así que probamos envolviendo la bola del mundo en un papel largo y dibujamos sobre ella (las profes, porque era un poco difícil).

Y así conseguimos pasar de las tres dimensiones de la bola del mundo a las dos dimensiones del plano en el mapamundi que tanto utilizaremos en nuestro futuro escolar lleno de «aprendizajes geográficos».

Ya podemos comenzar a señalar en el mapa mundi las placas tectónicas o los volcanes famosos que conocemos y que tenemos marcados en la bola del mundo porque comprendemos de donde viene el dibujo del mapa.

Aquí podemos ver el trabajo de los peques