Peque Ciencia 20/21

Un niño científico es un niño curioso, que observa, que se hace preguntas, que busca explicaciones… Experimentando y jugando disfrutamos, nos asombramos y comprendemos mejor el mundo que nos rodea.

Fantástico comienzo del proyecto «Pequeciencia», ya que el primer experimento surgió de la de la curiosidad de los propios niños por los imanes de uno de los juegos de clase.

Jimena, elegida por Mario (encargado ese día), realizando un experimento con diferentes materiales con el que comprobaron que algunos se atraen y se repelen y otros no: imanes y metales, que interesantes.
Anna, nuestra segunda pequeña científica y sus compis, el día en que comprobaron que las pasas pueden bucear empujadas por las burbujas de bebidas gaseosas, aunque sus hipótesis fueron mucho más divertidas: según ellos iban a explotar al caer al líquido o a ponerlo todo de color marrón.
Martina, pequeña científica, experimentó con las mezclas de líquidos y bicarbonato. En este caso, vinagre y jabón aderezados con colorante y brillantinas provocaron una reacción en la que burbujas de gas hicieron que la mezcla se desbordase del recipiente. Al día siguiente, como buena científica difundió sus hallazgos ante los compañeros científicos.
Javier se convirtió en pequeño científico con la profe Elisabet y experimentó para conseguir… ¡Una lámpara de lava!
En el quinto experimento del curso la profe Elisabet y los amigos experimentaron con la solubilidad o indisolubilidad de los líquidos.
Con estas caritas… ¡¿Quién se resiste a poner fotos de todos?!
Ares ha sido el pequeño científico encargado de comprobar la flotación de elementos cotidianos del aula.
Hoy la profe se ha sentido orgullosa de sus niños, pues las hipótesis han sido fantásticas y fundamentadas.

Se va notando la experiencia que van adquiriendo. Os escribo algunas de sus hipótesis ante la posibilidad de introducir en el agua objetos de madera, de plástico y de piedra:

  • «Flotará»
  • «Saldrá espuma»
  • «Se hundirá»
  • «El agua cambiará de color»
  • «Explotará»
Después, a lo largo de la mañana, todos los niños que lo han deseado han experimentado libremente con los objetos y la flotabilidad de cada uno de ellos.

Nuevo experimento, esta vez Regina fue pequeña científica y con ella experimentamos con la electricidad estática y ya de paso… lo pasamos genial, ji, ji, ji…

Esta vez le toca a Younesse ser nuestro pequeño científico: Cromatografía: separamos los componentes del negro y… ¡sorpresa! Resulta que el negro no es la ausencia de color… ji, ji, ji…

¡MAGIA! Dijo uno de nuestros peques. A lo que otro contestó: ¡¡MAGIA NO: CIENCIA!!

Y como el resultado fue estéticamente muy atractivo lo aprovechamos para disfrutar un poco más. Bueno… quien dice un poco más… dice ¡mucho más!:

Regina me pidió esta fotografía. ¡Qué buen gusto Regina!

¡Oriana pequeña científica!

¿Fluido no newtoniano? ¿Qué es eso?

Si mezclamos agua con maizena «saldrán pompas», «saldrá espuma»…

Si metemos la mano con fuerza «nos salpicará», «mancharemos todo»… La lógica a la hora de plantear hipótesis era aplastante (basada en sus experiencias reales con cualquier líquido). Y sin embargo…

¡Mario pequeño científico!

Una nueva mezcla que nos invita a iniciarnos en el mundo de los gases.

Observación, atención, concentración… Colocamos el bicarbonato dentro del globo y le damos la vuelta para que caiga dentro de la botella con vinagre.
Las caras de los amigos lo dicen todo…
En esta ocasión Mario difundió sus conocimientos científicos con la profe Vanesa. Lo hizo muy bien, dando la explicación paso por paso. ¡Gran científico Mario!

Y con Atlas como pequeño científico llevamos a cabo nuestra última experiencia científica, mediante la cual comprobamos… que podemos extraer agua de las hojas de los árboles porque… ¡transpiran como nosotros con el exceso de calor!

Aquí os dejamos el trabajo de los peques de este proyecto anual: TRABAJOS.