Peque Ciencia

Un niño científico es un niño curioso, que observa, que se hace preguntas, que busca explicaciones… Experimentando y jugando disfrutamos, nos asombramos y comprendemos mejor el mundo que nos rodea.

Fantástico comienzo del proyecto «Pequeciencia», ya que el primer experimento surgió de la de la curiosidad de los propios niños por los imanes de uno de los juegos de clase.

Jimena, elegida por Mario (encargado ese día), realizando un experimento con diferentes materiales con el que comprobaron que algunos se atraen y se repelen y otros no: imanes y metales, que interesantes.
Anna, nuestra segunda pequeña científica y sus compis, el día en que comprobaron que las pasas pueden bucear empujadas por las burbujas de bebidas gaseosas, aunque sus hipótesis fueron mucho más divertidas: según ellos iban a explotar al caer al líquido o a ponerlo todo de color marrón.
Martina, pequeña científica, experimentó con las mezclas de líquidos y bicarbonato. En este caso, vinagre y jabón aderezados con colorante y brillantinas provocaron una reacción en la que burbujas de gas hicieron que la mezcla se desbordase del recipiente. Al día siguiente, como buena científica difundió sus hallazgos ante los compañeros científicos.