¿Inventamos problemas?

Nos encanta inventar problemas, la profe empieza… y los peques continúan tranquilamente.

Los problemas de estos días han sido de sumas sencillas y, como no, los hombres prehistóricos eran nuestros protagonistas.

¿Y qué utilizamos para resolver problemas? Pinchitos, policubos, bellotas, piedritas, palillos… cualquier elemento nos sirve porque imaginamos que se convierte en peces que pescaban los prehistóricos, conejos que cazaban, herramientas que construían…

A veces, aunque no siempre, pasamos a la notación matemática y lo reflejamos en un papel, pero lo más importante, utilizar nuestra cabecita, ya lo hemos hecho antes de llegar al papel.

¡Qué concentrados! Llega el silencio total a la clase por unos segundos. Da gusto verlos.
Y luego deliberan, tendrán 4 años pero… ¡Cómo razonan estos peques!

Que las mariposas fuesen capaces de poner hasta 400 huevos de cada vez nos dejó impresionados. Así que aprovechamos la ocasión para inventar problemas con diferentes bichos que ponen huevos pero claro… con muchos menos huevos… 400 eran demasiados, ja, ja, ja!

También podemos inventar problemas jugando con los dados:

¡Y qué ganas! Así da gusto «jugar con las mates»…