Escuela del Garabato

Participamos en la Escuela del garabato para permitir que nuestros niños encuentren su propia manera de dibujar, de conocerse a sí mismos, de expresarse y de compartir su visión del mundo que les rodea.

Garabateamos libremente cada día antes de realizar las «actividades garabato»:

Comenzamos la creación de nuestros personajes: Dibujamos 4 garabatos diferentes y cada amiguito elige su favorito:

Dibujamos solo el contorno de nuestro personajes:

Inventamos nombres para los personajes y ya están listos para entrar en acción. Y si dibujamos sus bocas con un poco de intención podemos saber incluso cómo se sienten en cada situación:

Técnica collage para crear nuevos personajes amigos:

Utilizamos nuestras tarjetas de sílabas directas para inventar nombres para nuestros personajes:

Comenzamos a trabajar las sombras y qué mejor sombra que la nuestra propia. Aquí podemos observar un trabajo en equipo fantástico:

Construimos pinceles caseros reutilizando materiales y practicamos con ellos y con la tinta china para luego decidir qué dibujar en las láminas grandes:

Y como ya somos expertos con la tinta china… Vamos a realizar una doble transformación: Primero dibujamos gigante algo diminuto y después lo convertimos en lo que nuestra imaginación considera:

Y llega la hora de construir un tótem. ¿Y si le damos vida y movimiento? Comenzamos eligiendo las formas de cada parte del cuerpo, pintamos, le damos vida con la tinta china para las partes de la cara, movimiento con los encuadernadores y personalidad con los complementos elegidos libremente: pelo, calzados, objetos en las manos…

Inventamos un nombre para nuestro personaje eligiendo al azar las sílabas directas que deseemos o pensando primero el nombre y luego buscando las sílabas que lo componen.

Y después de tomar tantas decisiones y de trabajar tanto… ¡¡¡A JUGAR!!!

Y para terminar el proyecto de la Escuela del Garabato qué mejor que una máscara para, además de ser creativos, poder desinhibirnos y transformarnos a nosotros mismos:

Y por supuesto: JUGAR

Un par de tareitas más y ya podemos llevarnos todo a casa:

Las láminas gigantes con las que han disfrutado un montón.
Y todos toditos nuestros garabatos.