Todos los años nos gusta hacerle alguna visitita a Bichi, nuestra mascota de lectura del Cervantes, de modo que acudimos al cole de los mayores para estar un ratito con él y con Elisa, que siempre nos acoge de maravilla en la biblioteca del cole.