Solemos utilizar líneas del tiempo para ubicar sucesos cronológicamente, comprendemos esa sucesión y nos encantan. Pero lo de comprender en profundidad lo que es un año, 365 días consecutivos, lo que es una semana, un mes, una estación… eso ya es más difícil. Así que después de darle muchas vueltas decidimos…

¡CONSTRUIR UN AÑO!

«Construimos el año» coloreando los 365 días de verde.
«Construimos los 12 meses» coloreando un mes de cada color.
«Construimos el día del mes y de la semana» cada día.

Y finalmente un nuevo dilema:

¡¡¡¿Dónde colocamos un año con lo largo que es?!!!

Nos encanta tener siempre a la vista estos recursos, pero juntos decidimos que «nuestro año» debíamos utilizarlo y recogerlo a diario.

¡Y dentro de poco comenzaremos a construir 2022!