Martina ha cumplido 5 años y ha sido un placer celebrarlo en clase. Tenemos muchas ganas todos de cantar, de bailar… de saltar… Y no perdemos la oportunidad.

¡¡Nos lo pasamos muy bien!!
Martina posa, pero luego bailó, bailó, y bailó. Lo hicimos todos hasta que ya no teníamos aire.
Algunas miradas… sobran las palabras.